¿Cúales son las curvas de atención en una clase? Esta es una de las dudas que nos han hecho llegar, y a la que respondemos en este artículo y vídeo. Hay que tener en cuenta que una de las formas de evitar que haya desconexión es mantener las curvas de atención con recursos concretos. Descubre qué podemos hacer para asegurarnos de que los asistentes están atentos, apoyándonos en claves de neurociencia sobre la atención.

Hay diferentes tipos de atención:

Nivel de alerta (arousal)

Es el nivel inconsciente, el más primario de nuestra atención. Por ejemplo, si escuchamos un ruido, nuestro sistema de supervivencia hará que le prestemos atención, queramos o no. Incluso si estamos atendiendo a un tema que nos interese muchísimo.

Nuestro cerebro está diseñado para detectar las sorpresas, pues pueden ser positivas o negativas. En otras palabras, pueden suponer una oportunidad o ventaja, o bien una amenaza de la que debemos protegernos.

¿Cómo aplicar en una clase este conocimiento para impulsar la atención? Para apelar a este primer nivel de alerta se puede recurrir al humor, a las sorpresas, a las frases inspiradoras o a mensajes de conexión emocional.

Nivel de atención enfocada

Se trata de la concentración en un tema concreto, la atención totalmente selectiva hacia un punto. Se puede producir tanto con nuestros pensamientos como con nuestras emociones.

¿Cómo aplicar en una clase este conocimiento para impulsar la atención? Por ejemplo, si realizas una investigación sobre lo que interesa a tu audiencia antes de hablarles, podrás conseguir que estén más enfocados.

Usando ejemplos, imágenes o recursos que despierten su interés racional o emocional podrá ser decisivo para que escuchen.

Nivel de atención sostenida

No hay tantos experimentos de neurociencia como para conocer cuánto dura ni en qué consiste. No se ha llegado a una conclusión exacta, además cada cerebro es distinto, pero hay promedios estadísticos que nos sirven de referencia.

En general se puede lograr una atención de entre 10 y 20 minutos de manera mantenida, y hasta 40 minutos. Por eso se suele recomendar que las clases no duren más de esto, o que se realicen pausas intermedias, o cambios de atención para evitar las caídas de interés.

¿Cómo podemos entrenar la atención mantenida?

Hay ejercicios de atención plena y meditación que ayudan a desarrollar la capacidad de mantener la atención. También algunas actividades artísticas y recreativas facilitan el entrenamiento de la atención.

Cara a nuestros alumnos, conviene introducir este tipo de actividades en los seminarios, para favorecer la concentración antes de comenzar.

Aprende más claves para formar con bases neurocientíficas en nuestros NeuroTrainings

Inscríbete AHORA a la MasterClass

Comprueba ahora mismo y en unos minutos como

TE HAS REGISTRADO CORRECTAMENTE

Inscríbete Ahora para ver la Masterclass

Comprueba en muy poco tiempo cómo la Neurociencia puede ayudarte

¡FELICIDADES! TE HAS INSCRITO CON ÉXITO

Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
¡Hola! Es un placer saludarte.

Por cualquier duda, ponte en contacto con nosotros.

Estaré encantada de ayudarte.

Un neuroabrazo, Vicky
+34 644 92 37 46