Buenos días neurolectores,

¿Cómo fue la lectura del neurolibro del mes de marzo? Esperamos que disfrutaras y encontraras respuestas a preguntas que tantas veces nos hacemos sobre el cerebro. Este mes de marzo te proponemos una obra literaria de Bruce H. Lipton para seguir compartiendo nuestra pasión por la neurociencia: “La biología de la creencia”.

Bruce H. Lipton nació el 21 de octubre del 1944 en New Cork (EEUU), es doctor en biología celular por la Universidad de Virginia en Charlottesville. Posteriormente abandonó la universidad formando una banda de rock and roll, hasta que volvió a la enseñanza en 1983. Bruce es conocido por su creencia de que los genes y el ADN pueden ser manipulados por las creencias de una persona. Sus afirmaciones han sido criticadas por varios científicos. Ha escrito varios artículos científicos sobre el desarrollo muscular, ha colaborado en varios libros, documentales, programas de radio y televisión, cursos y conferencias. Es autor del best seller La biología de la creencia y profesor visitante en el New Zealand College of Chiropractic.

La biología de la creencia es un libro revolucionario en el campo de la Biología moderna, fue publicado hace diez años y se ha vuelto a publicar tras varias revisiones y actualizaciones. Nos explica nuevas relaciones entre cuerpo y mente, cambiando nuestra forma de pensar acerca de nuestras vidas, nuestra salud y nuestro planeta. En el libro y la película ¿Y tú qué sabes?, donde participó el Dr. Joe Dispenza, afirman cómo nuestro pensamiento crea nuestra realidad. Esta obra del Dr. Bruce Lipton avanza un paso más verificando a nivel científico la unidad cuerpo- mente- espíritu describiendo con precisión las rutas moleculares a través de las que nuestras células se ven afectadas por nuestros pensamientos gracias a los efectos bioquímicos de las funciones cerebrales. Con lenguaje sencillo y directo, humor, ejemplos actuales y varias ilustraciones, nos explica que los genes y el ADN no controlan nuestra biología; sino que es el ADN el que está controlado por las señales procedentes del medio externo celular, entre las que destacan los poderosos mensajes que provienen de nuestros pensamientos positivos y negativos. Ya son varios los neurocientíficos que aceptan que los genes y el ADN no controlan nuestra biología sino que están controlados por señales provenientes del exterior de la célula, incluyendo mensajes eléctricos que emanan de nuestros pensamientos. De esta manera, nuestro cuerpo puede cambiar realmente si reeducamos nuestra forma de pensar.

Esta síntesis profundamente esperanzadora de las últimas y más relevantes investigaciones en biología celular y física cuántica nos empodera para la creación de una vida sana y jubilosa. Cuando transformamos nuestros pensamientos conscientes y subconscientes, transformamos nuestras vidas, y este proceso conduce la evolución humana a un nuevo nivel de paz y comprensión. La Biología de la creencia trae esperanza para nuestra evolución y posibilidad de cambio, pues nos responsabiliza de factores que antes creíamos no poder controlar: nuestros genes y nuestro ADN. Todavía faltan estudios que confirmen estas teorías, pero parece haber indicios que van bien encaminadas y, cuando se confirmen, supondrá una revolución ya que nos hace coger a todos y cada uno de nosotros un papel responsable en nuestro propio cambio, crecimiento y evolución.

Si quieres saber más sobre la Biología de la Creencia, empieza ya la neurolectura que nos brinda Bruce H. Lipton que te acabamos de presentar, saca tus propios aprendizajes, ponlos en práctica y compártelos con nosotros.

“La mente es energía. Cuando piensas, transmites energía, y los pensamientos son más poderosos que la química”, Bruce H. Lipton.

Recuerda… ¡Disfruta de su lectura y comparte con nosotros tu opinión!

on